lainformacion.comModa y belleza

Practicopedia > Categorías > Moda y belleza > Maquillaje > Cómo maquillarte si estás bronceada

Cómo maquillarte si estás bronceada

Evita los brillos y el exceso de corrector

maquillaje_morena_0.jpg
Procura comprar una base de maquillaje de una tonalidad similar a la de tu piel. FOTO: © Oleksandr Pekur | Dreamstime.com

18/07/2011 por: Lunares

Ahora que luces ese morenito tan envidiable, te ayudamos a resaltarlo con unas simples lecciones de maquillaje. Tengas el tipo de bronceado que tengas, aquí encontrarás la forma de sacarle partido.

  1. 1 ¡Benefíciate del sol!

    Qué guapa te ves y qué sexy te sientes cuando estás bronceada, ¿verdad? Además de mejorar el estado de ánimo, tomar el sol tiene otros muchos beneficios. Eso sí, hazlo con moderación y con la protección adecuada. Entre sus bondades se encuentra la de ayudar a nuestro organismo a producir vitamina D. Ésta es fundamental para la fijación del calcio que mantiene nuestros huesos fuertes y previene la osteoporosis, una enfermedad común sobre todo en las mujeres. La luz solar reduce, además, el acné y la psoriasis y es buena para los problemas musculares y para mejorar nuestro sistema inmune.

    Desde un punta de vista estético, la piel luce mucho más bonita y con menos incorrecciones cuando estás morena. No necesitas un maquillaje tan elaborado como el resto del año. Bastarán unos pequeños toques para resaltar ese envidiable color pero olvídate, salvo excepciones, de usar los mismos productos de siempre. Necesitarás adecuar tus cosméticos, guarda los que tengan una textura densa.

  2. 2 ¿Y si me sigo poniendo morena?

    La base del maquillaje siempre tiene que ser del mismo tono que tu piel. Ésta es la regla número uno. Ten en cuenta que es muy posible que tu bronceado siga en aumento, por lo que el tono de tu tez irá cambiando. En este caso, no merece la pena que gastes dinero en adquirir una nueva base. Únicamente utiliza un corrector para tapar un poco las ojeras y aplica unos polvos de sol que aportarán luminosidad a tu rostro.

    Otra opción es contar con una base oscura (no más del bronceado máximo que llegues a adquirir) y mezclarla con la que usas habitualmente, aunque es menos recomendable porque encontrar el color exacto es complicado.

  3. 3 Encuentra tu tipo de bronceado.

    Según sea tu tipo de piel, obtendrás un tipo de bronceado u otro tras tomar el sol. Si es semi clara, como la de Jennifer Aniston o Meg Ryan, adquirirás un tono rosado y un bronceado muy leve. En este caso puedes seguir utilizando tu misma base de siempre y aplicar unos polvos de sol de un tono más oscuro al de tu piel. Para los ojos deberás emplear tonos rosados (igual que para el rubor) así como nacarados y algún chocolate suave. El lápiz debe ser tierra para la línea de las pestañas.

    Para los morenos en tonos dorados y trigueños como puede ser el de Jeniffer López o la cantante Rihanna, no es necesario más que un corrector para las ojeras y un polvo compacto irisado que unifique el tono. Tu mirada se verá irresistible si utilizas las sombras terrosas para el diario y los ahumados para la noche.

    Si eres de las que logra un bronceado oscuro tirando a verdoso o aceituna similar al de Lolita o la desaparecida Carmen Ordóñez, no hace falta que hagas grandes esfuerzos. Dibuja tu línea de pestañas con un lápiz negro y añade un sutil rubor y labial en bronce. Descarta los tonos rosas, verdes y azules ya que acentúan las ojeras.

  4. 4 Iluminador sí, brillos no.

    El uso abundante de cremas protectoras, hidratantes y aceites revitalizantes, puede provocar que tu piel se vea brillante y con aspecto oleoso. Los brillos no son nada favorecedores, así que si éste es tu caso, la recomendación es que abandones la base líquida y uses una en crema con efectos mate o polvos compactos. Llévala siempre en el bolso, así podrás retocarte de vez en cuando.

    Ten en cuenta que en estos días sudas más y tu maquillaje puede moverse. Pero ¡cuidado! No cofundas eliminar los odiados brillos con que tu piel se vea como seca y sin vida. Es oportuno utilizar siempre polvos de sol con un toquecito irisado o iluminadores para darle un diez a tu bronceado.

  5. 5 No te pases con el corrector.

    Otro de los peligros del maquillaje cuando estás bronceada es el uso del corrector y del iluminador. No es necesario que tires los que utilizas habitualmente, aunque si debes tener en cuenta que ahora la diferencia con tu tono de piel se nota aún más. Por eso es importante que apliques el corrector exclusivamente en la zona oscura de la ojera y lo difumines muy bien. Así evitarás que haya demasiado contraste y se vea artificial por no hablar del efecto antifaz o efecto esquiador.

También te puede interesar

Cómo maquillarse los ojos

Cómo maquillarse en 5 minutos

 

Subido el 18/07/2011 por:

Lunares
Lunares

Artículos de calidad. Moda, belleza y paternidad.

  • 0 Vídeos
  • 80 Textos
  • Total: 80

Artículos relacionados

Videos relacionados