lainformacion.comModa y belleza

Practicopedia > Categorías > Moda y belleza > Maquillaje > Cómo maquillarse los ojos para una cena de trabajo

Cómo maquillarse los ojos para una cena de trabajo

Márcalos más de lo habitual pero olvídate de los tonos oscuros

ojomaquillajework01_0.jpg
Un buen maquillaje puede hacer que te veas perfecta en tu propósito. FOTO: Thinkstock

01/07/2011 por: Lunares

Aunque es un ambiente distendido tus jefes siguen estando presentes. ¿El maquillaje te supone un dilema? Tranquila. Te contamos cómo estar estupenda sin perder tu imagen de profesionalidad y seriedad.

  1. 1 No te olvides de los jefes.

    ¿Esta noche tienes una cena de empresa y estás pensando ¡tierra trágame!? No te preocupes. Es normal que este tipo de eventos generen cierta incertidumbre porque una no sabe muy bien cómo comportarse y lo que es más importante, cómo debe ir arreglada.
    Primero debes tener en cuenta qué tipo de reunión es. No es lo mismo una cena con futuros clientes a los que debéis impresionar que otra a la que únicamente asistan empleados de tu empresa. Piensa que en el término medio está la virtud. Es una oportunidad perfecta para salir del ambiente de la oficina o del lugar habitual de trabajo, conocer más a tus compañeros, pasar un rato agradable y divertirte. Pero también recuerda que en la cena estarán presentes tus jefes y altos cargos con los que no coincides de manera tan habitual. Por eso siempre debes ofrecer una imagen de seriedad, profesionalidad y por supuesto estar impecable. Tu maquillaje debe ayudarte en esta tarea.

  2. 2 Sin rastro de cansancio.

    Tu mirada acusa la larga jornada laboral que acabas de pasar. Por eso, lo primero que tienes que hacer es eliminar cualquier rastro de cansancio. En tu tienda de cosmética habitual podrás encontrar unas ampollas para aplicar en esta zona que devolverán luz a tu rostro. Ahora vamos a corregir las imperfecciones, tapar las ojeras y posibles manchitas alrededor de los ojos. Hazte con un pincel o brocha gorda y aplica el corrector alrededor de éstos. Ten en cuenta que si tus ojeras están muy marcadas o tienden hacia un color grisáceo o azulado, deberás utilizar correctores en tonos amarillos, anaranjados o salmones que lo contrarresten.

    Un buen consejo: moja un poco tu brocha con unas gotas de agua para que el corrector resbale mejor y quede perfectamente extendido, dando un aspecto muy natural. Por último, aplica polvos traslúcidos en toda la zona para evitar que se mueva el corrector o aparezcan brillos indeseados.

  3. 3 Trabaja tu mirada.

    Antes de maquillarte piensa que se trata de que tus ojos estén un poco más marcados de lo que habitualmente acostumbras para ir a trabajar. Por eso es mejor utilizar los tonos malva, grises claros o marrones que les darán algo de color pero sin exageraciones y otorgarán un tono elegante a tu mirada. Comienza por aplicar un poco de sombra del color elegido por el párpado inmóvil desde la zona del lagrimal hacia afuera. Debes extenderla hasta más allá del final para luego unirla con el lugar donde termina el ojo, justo donde se sitúa la última pestaña superior.
    También puedes aplicar el color con un lápiz de ese tono y luego difuminarlo con el pincel pero ten en cuenta que siempre te va a quedar un maquillaje más duro y marcado, por eso es aconsejable utilizar las sombras.
    Ahora aplica también algo de sombra por la zona del párpado móvil pero sin meterte demasiado, sólo hasta las primeras pestañas. Deja el resto de la zona sin color y decántate por un beige o un blanco para dar luminosidad. No olvides marcar la línea de las pestañas superiores con un lápiz, preferiblemente negro y que ésta sea muy fina. La máscara de pestañas completa tu sesión.

  4. 4 ¿Y si normalmente no me maquillo?

    Seguramente muchas de vosotras no os maquilláis para ir al trabajo. Por eso, en esta ocasión vuestro maquillaje debe ser muy natural y disimulado para que el cambio no sea tan brusco. ¡No se trata de que tus compañeros no te reconozcan cuando llegues al restaurante!
    Bastará con que añadas un poco de sombra en algún tono tierra por el párpado móvil y apliques después máscara de pestañas. Si no te gusta la idea también puedes marcar la línea de las pestañas con un eye-liner negro, que proporciona algo más de luminosidad que el lápiz. Haz la línea que vaya desde el lagrimal y llegue hasta pasado el final del ojo dibujando un rabillo que tienda hacia arriba, como lo hacían las mujeres en los años 40. También puedes hacer una línea algo más gruesa tipo geisha. En ningún caso olvides el rimmel para tus pestañas.

  5. 5 Las cenas y comidas de Navidad.

    Si tu cena de empresa se produce en estas fechas puedes ser un poco más atrevida al maquillarte. La época navideña permite alguna licencia extraordinaria y están invitados los tonos dorados y brillantes así como el negro y el gris oscuro para lograr el efecto ahumado que tanto favorece. Elige una sombra del color que más te convenza y aplícala por todo el párpado móvil saliendo un poco hacia el superior, un poco después de rebasar la línea que separa ambos. Hacia el final del ojo el ahumado debe acabar justo a la altura de las pestañas superiores. Alargarlo hacia abajo supondría dejar un ojo caído. Si quieres un poco más de intensidad en el color, puedes optar por rellenar con un lápiz y difuminarlo después dando toquecitos con el dedo o con un pincel. Con el mismo lápiz marca algo más la zona del lagrimal y la zona de dentro del ojo. Recuerda a tus pestañas y ¡perfecta! Disfruta de tu cena.

También te puede interesar

Cómo maquillarse los ojos

Cómo maquillarse en 5 minutos

 

Subido el 01/07/2011 por:

Lunares
Lunares

Artículos de calidad. Moda, belleza y paternidad.

  • 0 Vídeos
  • 80 Textos
  • Total: 80

Artículos relacionados

Videos relacionados