lainformacion.comModa y belleza

Practicopedia > Categorías > Moda y belleza > Calzado > Cómo cambiar unos tacones de aguja

Cómo cambiar unos tacones de aguja

Arreglar unos tacones de aguja puede resultar sencillo con la ayuda de algunos trucos

cambiar_tacon_0.jpg
Los zapatos pueden sufrir daños en los momentos más inoportunos, por lo que es importante estar prevenida. FOTO: Thinkstock Photos.

06/07/2011 por: Fantástica

Los tacones de aguja son muy bonitos y elegantes, pero a veces pueden jugar malas pasadas. Un tacón roto, una suela despegada o el hecho de que hayan cedido pueden hacer que tus zapatos favoritos necesiten un arreglo inmediato.

  1. 1 Sé precavida.

    Si vas a salir con unos zapatos de impresionante tacón de aguja, te recomiendo que lleves otros más bajitos de repuesto en el bolso. Te vendrán de maravilla si se te rompen los taconazos o, simplemente, si al cabo de unas horas estás cansada y quieres ir más cómoda. Además, si son bajitos no te ocuparán mucho espacio.

  2. 2 Un poco de pegamento.

    Para ser aún más precavida, puedes llevar también un pequeño tubo de pegamento. En el mercado encontrarás varios que lo pegan todo de forma instantánea. Tanto si se te rompe el tacón como si se te despega la suela en el momento más inoportuno, podrás utilizarlo y tendrás el zapato listo en unos pocos minutos. Pero si no lo llevas encima, no te preocupes. Seguro que tienes algún establecimiento cerca para comprarlo. Si es de noche, busca la tienda abierta 24 horas más cercana. Seguro que encuentras alguna.

  3. 3 Limpieza rápida.

    Si vas a salir y, a última hora, te das cuenta de que tus zapatos necesitan una limpieza, un truco que funciona muy bien es poner un poco de crema de manos sobre una toallita y pasarla por las manchas del zapato. En unos pocos minutos habrán desaparecido y quedarán como nuevos.

  4. 4 Rozaduras.

    Si tus zapatos tienen algunas rozaduras, el mejor remedio para eliminarlas rápidamente sin necesidad de acudir al zapatero es aplicar un poco de tinte para zapatos. Lo puedes adquirir en cualquier hipermercado y su aplicación es limpia y muy sencilla. Además, existen tintes de una gran variedad de colores.

  5. 5 Demasiado apretados.

    Ha llegado el fin de semana y quieres lucir esos taconazos de aguja que tanto te gustan. Pero justamente ese día te has levantado con los pies hinchados y los zapatos te aprietan demasiado. ¿Qué puedes hacer? Aplícate un poco de crema hidratante por todo el pie. Así el zapato resbalará más y no te apretará. Irás mucho más cómoda.

  6. 6 Demasiado grandes.

    Al igual que tus pies pueden hincharse, también puede ocurrir lo contrario. Muchas veces, el hecho de perder peso hace que los pies también se vuelvan más finos y delgados. Si el zapato se te cae al caminar, puedes coger un pañuelo de papel, arrugarlo y meterlo justo en la punta del zapato. Otra solución es ponerles una plantilla dentro. Conseguirás que el zapato se te ajuste mucho más al pie. ¡Pon en práctica estos pequeños consejos y luce tus mejores tacones de aguja cuando quieras!

También te puede interesar

 

Subido el 06/07/2011 por:

Fantástica
Fantástica

Fantástica por querer ayudarte de forma práctica.

  • 0 Vídeos
  • 120 Textos
  • Total: 120

Artículos relacionados

Videos relacionados