lainformacion.comModa y belleza

Practicopedia > Categorías > Moda y belleza > Belleza > Cómo tener unas cejas perfectas

Cómo tener unas cejas perfectas

Hazte con unas buenas pinzas y quita sólo el vello necesario

cejaperfecta01_0.jpg
el maquillaje y arreglo de una ceja tiene que estar en consonancia con el resto del ojo. FOTO: © Getty Images | Thinkstock Images

28/06/2011 por: Lunares

La forma de tu rostro te dirá que tipo de cejas te quedan mejor. Además aprenderás qué metodo de depilación es el más efectivo y qué hacer si arrancas pelitos de más.

  1. 1 Las cejas, marco de tu mirada

    Estas compañeras hablan mucho de ti y ayudan a determinar la expresión de tu rostro. Por eso, debes prestar especial atención a su diseño, ya que perfilarlas de una forma u otra puede hacerte parecer incluso una persona distinta.
    A lo largo de la historia, la moda ha condicionado la estética de las cejas. En los años 30 se llevaban muy depiladas o incluso se llegaba a eliminar el vello totalmente para dibujar una delgada línea sobre los ojos con un lápiz. La actriz Marlene Dietrich, Greta Garbo o la cantante parisina Edith Piaf son un buen ejemplo de ello. Una década después imperaba la forma de “ala de paloma” mientras que en los 50 se llevaban anguladas como Liz Taylor. En los 80 regresaron las cejas pobladas, anchas y sin apenas cuidados. Tal era el look de Frida Kahlo o el de Madonna, que además puso de moda llevarlas de un color distinto al del cabello.
    Actualmente se apuesta por un estilo más natural. Da igual que sean anchas, hiper finas, con más o menos curva. Lo esencial es seguir la línea que éstas marcan.

  2. 2 La prueba del lápiz.

    Lo primero es averiguar el tamaño más adecuado a través de la siguiente prueba. Coge un lápiz o similar y colócalo de forma vertical a tus cejas, apoyado en un lado de la nariz, justo tocando la aleta. Todo el vello que sobresalga de la punta del lápiz hacia la zona del entrecejo, no es bienvenido.
    Para saber dónde deben finalizar has de colocar el lápiz en el centro del labio inferior e inclinarlo hacia el borde exterior del ojo, siempre tocando la nariz. El lugar donde coincida la punta del lápiz con la ceja es el lugar donde ésta debe acabar.
    También el lápiz te dirá el sitio dónde debe arquearse tu ceja. Sitúalo al lado de la nariz, tocando la aleta, e inclínalo hasta que pase por encima de la pupila. Ese es el punto de inflexión.

  3. 3 ¿Qué cejas me quedan mejor?

    Tus ojos te responderán a esta pregunta. Si son redondos, te van las cejas más finas al igual que para rescatar unos ojos hundidos, donde el trazo además debe ser algo triangular y que tienda hacia el exterior. Para los ojos que están muy juntos es necesario separar el entrecejo consiguiendo así amplitud y si por el contrario están muy separados debes quitar vello del interior de la ceja, justo en el nacimiento. Los que son almendrados requieren que elimines algunos pelitos del final, lo mismo que si son caídos, ya que una ceja larga aumentará esta sensación.
    Tu rostro también opina sobre qué cejas son ideales para ti. Si es cuadrado, redondo o en forma de triángulo invertido, deberás procurar que tus cejas tengan una forma oblicua. Si por el contrario, tu rostro es más bien alargado, triangular o rectangular, intenta que sean horizontales.
    Resumiendo, las líneas horizontales ensanchan y las verticales alargan mientras que las líneas rectas quitan expresión a tu rostro. Unas cejas demasiado gruesas endurecen las facciones y demasiado delgadas te envejecen.

  4. 4 Pinzas en mano.

    ¡Si señor! ¡Pelos fuera! Ha llegado la hora de depilar tus cejas. Lo más recomendable es utilizar unas buenas pinzas. La cera es mejor descartarla porque se puede llevar más vello del que quieres. Tampoco es buena opción la técnica láser para esta zona puesto que está muy próxima a los ojos y éstos podrían dañarse.
    ¿Listos para comenzar? Peina las cejas con un cepillo especial desde su nacimiento hasta las puntas. Esto te dejará ver qué pelitos sobran y si ambas son iguales. Deberás deshacerte de todos aquellos que sobresalgan por encima y por abajo tirando con cuidado y a ser posible con luz natural. Si hay vello rebelde, no dudes en utilizar una pinza de punta oblicua, ¡no hay uno que se les resista! Con un retoque semanal bastará para que queden divinas. Y eso sí, no olvides peinarlas siempre, las cejas enmarañadas ya no se llevan.

  5. 5 Las plantillas, una gran ayuda.

    Si sigues sin ver claro cómo definir tus cejas, ahí va un secreto: utiliza plantillas. Varias marcas de cosméticos ya las tienen a la venta y resultan muy efectivas. Podrás adquirirlas en paquetes donde vienen varios modelos para que encuentres el que más se adapta a tu forma. Colócala encima de la ceja y dibújala con un lápiz, pero sin apretar demasiado. A continuación retira la plantilla y con las pinzas de depilar elimina todos los pelitos que no han sido marcados.

  6. 6 ¿Y si me paso?

    Es posible que sin querer retires más vello del que resultaba necesario y no te guste el resultado. Has de saber que una ceja muy depilada puede tardar hasta dos meses en volver a crecer como era. ¡Pero no desesperes! Existen varios trucos para disimularlas mientras tanto. Si han quedado demasiado finas puedes aumentar su grosor por la parte superior a través de un lápiz de cejas y también alargarlas con el mismo método si te has pasado con las pinzas.
    La micro pigmentación permanente es otra de las soluciones, aunque en realidad no es nada estética. Sólo debe utilizarse en casos muy extremos o cuando, por problemas de salud, una mujer se quedan sin vello. A través de este método, te dibujarán las cejas con aguja y tinta como se hace con un tatuaje.

  7. 7 Un último toque...

    Para que tus cejas queden definitivamente sublimes faltan unos detalles finales. Rellena los posibles huequitos (por cicatrices, por ejemplo) con un lápiz un tono más claro que el de tu cabello. Debes hacerlo con trazos cortos y ligeros en la misma dirección en la que crece el pelo, nunca en líneas largas. Puedes difuminarlo después con un pincel o un bastoncillo para los oídos.
    Utiliza un gel especial para ellas justo después de peinarlas y lograrás mantenerlas a raya todo el día. Ahora sí, ¡presume de cejas!

También te puede interesar

Cómo blanquear los dientes

Cómo dejar de morderse la uñas

 

Subido el 28/06/2011 por:

Lunares
Lunares

Artículos de calidad. Moda, belleza y paternidad.

  • 0 Vídeos
  • 80 Textos
  • Total: 80

Artículos relacionados

Videos relacionados